DISFUNCIÓN DE ARTICULACIÓN TÉMPORO-MANDIBULAR, A.T.M.

El dolor más famoso de la Odontología, es, ya se sabe, el dolor de muelas. Pero hay un dolor muy especial, que tiene que ver con el Dentista, cuyo diagnóstico y tratamiento, confunde a los médicos, enloquece al paciente y altera la vida, el sueño y el bienestar de quien lo sufre. Se trata de una alteración funcional de la mandíbula, en concreto su articulación:
La Articulación Témporo-Mandibular, A. T. M.
articulación temporo mandibular ATM



La mayoría de los pacientes que sienten dolor en la articulación temporomandibular (ATM), suponen que les duele el oído y deciden consultarlo con el médico. Éste no ve nada en el oído, y le receta unas gotas, para que se aplique unos días. El paciente, preocupado vuelve al médico y éste al no saber qué pasa, lo deriva al Otorrinolaringólogo. El otorrino, no descubre ninguna Otitis en el oído de un paciente, que dice que le duele y mucho. “-El oído no te puede doler, porque no tienes nada-” “- “-pero a mí me duele, y se me irradia a todo el costado de la cabeza y la mandíbula. Y solamente de éste lado, del otro lado a veces, pero menos-”.

La cosa puede que no termine ahí. Puede ser, que el Otorrino, sospeche de la ATM, pero ,puede que no, y lo derive al Neurólogo; por si tiene Migrañas, Neurálgias o un Tumor.

También al Traumatólogo, por si es algún tipo de Artritis. O al Fisioterapeuta, por si es una Anquilosis,una Dislocación, o una Contractura que requiera alguna manipulación o ejercicios.

Puede que termine en el Psiquiatra, por si es un problema de Ansiedad, Estrés, Depresión.

A todo ésto, el paciente se tomó una serie de Relajantes musculares, Analgésicos-antinflamatorios de varios médicos, Tranquilizantes, ejercicios con la mandíbula, etc. Todo sin resultados adecuados a largo plazo. Y sigue sin saber qué le pasa exactamente.

LA INCERTIDUMBRE DE

NO SABER ¿QUÉ ME

PASA? ME HACE SENTIR

PEOR.

CUANDO SÉ LO QUE ME PASA, ME SIENTO ALIVIADO, AUNQUE NO TENGA CURA.



El paciente llega a la consulta de un Cirujano Máxilofacial. Hace su diagnóstico diferencial con algunas otras probables patologías, además de las antes mencionadas, como Sinusitis, Neurálgia del nervio Trigémino, Parotiditis,(paperas, litiasis) tumores glandulares, antecedentes de golpes, accidentes. Le pide que abra la boca, evalúa su mordida, su apertura, y realiza una palpación de la zona sospechosa. Descarta el llamado Síndrome de Eagle, que consiste en un agrandamiento anormal de la apófisis estiloides, que en ocasiones, podría dar síntomas muy agudos.

Se ve con la Rx. Es probable que el paciente venga con varias radiografías e incluso un TAC o una Resonancia Magnética.

El Cirujano Máxilofacial, puede que quiera inyectar en la articulación, Antinflamatorios Corticoides. Alivia, mejora, y a veces remiten los síntomas. Pero cuando el paciente vuelve,dos o tres veces, con el mismo problema, el Cirujano quizás le diga que hay operar. Cortar y suavizar un poco el hueso de la articulación, para disminuir la compresión y así eliminar el dolor.

El paciente ya está entregado, cansado de sufrir y harto de tanto médico. Se opera, nota mejoría, o todo lo contrario. El problema le acosa y esa cosa no se va. Todos son paliativos para ir tirando.

Estamos hablando de DOLOR POR DISFUNCIÓN DE LA A.T.M.
Disfunción temporomandibular, Síndrome disfuncional de la articulación temporomandibular, Síndrome miofacial doloroso por disfunción, Síndrome de Costen, Artritis de la articulación temporomandibular. Son todos sinónimos de la misma entidad nosológica. Yo lo llamaré “Disfunción de la articulación Témporo-mandibular” que es el nombre que me enseñaron mis profesores y además me gusta.

Se trata de una alteración del funcionamiento normal de la mandíbula, por dolor de su articulación, a causa de desórdenes funcionales dentro de la misma articulación ( ligamentos, menisco o disco articular, membranas sinoviales) o en su entorno ( principalmente sus músculos, que la desplazan lateral o verticalmente), impidiendo o limitando la fisiología mandibular habitual.

¿Porqué se producen éstos desórdenes articulares, que te hacen doler, y no puedes mover bien la mandíbula, o abrir y cerrar la boca, sin notar molestias o “ruidos, chasquidos, crujidos raros que te preocupan”?

No me pidas que te lo explique todo, porque hay que ser Dentista para comprenderlo todo y para tratarlo. Y para eso hay que estudiar, leer, asistir a cursos y trabajar y preocuparse por el tema. Es mucho para tí. Y no es lo que estás buscando. Sólo necesitas comprender un poco y que te lo solucionen o alivien.

Si todos ésos especialistas que nombré antes, son médicos y no lo saben, menos tienes que saberlo tú. El que sí debería saberlo, es tu Dentista. Es el profesional mejor preparado para comprender y tratar el problema. Si es que a tu Dentista le gusta esa especialidad (Oclusión y A.T.M., Gnatología). Si no le gusta, pues tampoco te sirve.

El dolor de A.T.M. ha sido ignorado y poco comprendido por la Medicina, debido a que sus causas profundas, no son del todo comprendidas (Psicológicas) y la mecánica de la fisiología de la mandíbula, contiene una serie de elementos que la hacen un poco confusa. Aún hoy en día no hay unanimidad de criterios, de cómo deber ser una “FISIOLOGÍA MANDIBULAR SALUDABLE”. Los expertos mundiales que han contribuido a entender la fisiología mandibular y sus alteraciones, son Dentistas de reconocimiento mundial.

La Articulación Témporo-mandibular, forma parte de nuestro Sistema Masticatorio. Y el sistema masticatorio, lo conoce bien el Dentista. Es al Dentista a donde hay que acudir por un problema de A.T.M.
Y los médicos, debería ya en el siglo XXI, saber ésto y mandar a ése paciente al profesional correspondiente. O en su defecto al Cirujano Máxilo-facial, que trabajará, en forma conjunta, con el Dentista o con el Ortodoncista.

¿DÓNDE ESTÁ LA ARTICULACIÓN TÉMPOROMANDIBULAR?

Justo delante del conducto auditivo externo, delante de tu oreja, a la altura de lo que se llama “tragus”, una eminencia fibrosa que se mueve y que sobresale cubriendo tu oído por delante. Ahí está, delante del tragus.

Mete tu dedo en tu oído, con la yema hacia el frente. Mientras metes el dedo, mantén la boca abierta. Mete el dedo índice, con fuerza, presiona hacia dentro y hacia el frente con la boca abierta. Ahora, cierra y abre la boca, mientras mantienes el dedo en posición. ¿¡Notas cómo algo se mueve, funciona y hace ruido.!? ¡Hoo!!!…

atm

MANDÍBULA EN APERTURA.

EL CÓNDILO ARTICULAR, PERTENECE AL HUESO DE LA MANDÍBULA.

DETRÁS DEL CÓNDILO MANDIBULAR, ESTÁ EL CONDUCTO AUDITIVO EXTERNO.

EL CUADRADO Y LA CRUZ, SEÑALAN LA ARTICULACIÓN-TEMPORO-MANDIBULAR. POR DETRÁS, ESTÁ EL CONDUCTO DEL OÍDO.

EL CÓNDILO DE LA MANDÍBULA, ESTÁ FUERA DE LA CAVIDAD GLENOIDEA, DESPLAZADO HACIA ADELANTE, RELACIONÁNDOSE CON EL CÓNDILO DEL HUESO TEMPORAL. POR ESO ES UNA ARTICULACIÓN BICONDILAR

LOS DIENTES ANTERIORES ESTÁN EN POSICIÓN DE BORDE A BORDE

atm

LA A.T.M. MÁS DE CERCA.

ENTRE LA CAVIDAD GLENOIDEA Y EL CÓNDILO MANDIBULAR ESTÁ EL DISCO ARTICULAR. Y CUBRIENDO EL HUESO, LAS MEMBRANAS SINOVIALES, QUE PRODUCEN LÍQUIDO SINOVIAL LUBRICANTE.

DIENTES EN OCLUSIÓN MÁXIMA Y CÓNDILO MANDIBULAR BIEN SITUADO EN RELACIÓN CÉNTRICA, EN SU CAVIDAD GLENOIDEA.

POR DELANTE DE LA CAVIDAD GLENOIDEA, HAY UNA PROTUBERANCIA, EL CÓNDILO DEL HUESO TEMPORAL. El hueso temporal forma parte de la base del cráneo. La mandíbula a través de su cóndilo mandibular, se articula con el hueso temporal en su Cavidad Glenoidea cuando está la boca cerrada. Y con el cóndilo del hueso temporal, cuando está en movimiento.



FISIOLOGÍA MANDIBULAR, para pacientes curiosos

Ahora mete también el dedo en el otro oído, haz lo mismo, pero, los dos a la vez, sin miedo, no te vas a dislocar nada.

Haz movimientos con la mandíbula, derecha, izquierda, abrir, cerrar, apretar las muelas con fuerza. Mantén los dos dedos en los oídos, con las yemas hacia el frente y haz los movimientos mandibulares en cámara lenta, percibe y trata de comprender.

Acabas de descubrir algo más sobre la fisiología mandibular. Cómo se mueve, mastica, y funciona, cual bisagra bien engrasada, sin hacer ruido y sin quejarse. A tu servicio, para tu masticación eficaz y en definitiva, para tu nutrición y salud. Otra de las maravillas de tu cuerpo. Acabas de descubrir la oculta y misteriorsaA.T.M

MÚSCULO MASETERO. EL MÁS FUERTE DEL CUERPO HUMANO, EN PROPORCIÓN A SU TAMAÑO. MÚSCULO TEMPORAL. ES ELEVADOR DE LA MANDÍBULA. ESTÁ AL COSTADO DE TU CABEZA, EN LA SIEN.

MÚSCULO PTEREGOIDEO EXTERNO. MUEVE LA MANDÍBULA LATERALMENTE Y HACIA DELANTE. Este músculo es el principal afectado y causante del dolor por contracturas. a) Temporal b) Masetero c) Pteregoideo interno d) Pteregoideo externo


Como has comprobado, no es una articulación, sino dos. La derecha y la izquierda. Y como si fuera poco, ésta maravilla única en tu cuerpo, funciona sincronizada una con la otra, haciendo movimientos tridimensionales, en los tres planos del espacio. Abrir-cerrar, derecha-izquierda. Ahora prueba desplazarla hacia el frente, rozando los dientes anteriores y más hayá. Y ahora hacia atrás, con la boca cerrada, desplaza la mandíbula, lo más que puedas, hacia atrás, intentando morder suave con las últimas muelas del fondo de tu boca, pero suave, sin apretar.

Cuando a la mandíbula, la llevas hacia atrás, con los labios juntos, pero que las muelas no hagan pleno contacto, y la encajas bien en su sitio, ambos lados a la vez; ésa posición, se le llama “Céntrica Mandibular” o posición de “Relación Céntrica”. La mandíbula está bien posicionada y relajada. Guardada en el garaje y esperando tu orden para salir a trabajar. En el garage, es donde mejor se encuentra, y donde hay que guardarla para que se relaje, mientras no la usas.

Cuando tu sistema masticatorio está sano, no hay molestias, ni ruidos, ni chasquidos; funciona en silencio y tú ni sabes cómo lo hace, tú sólo te dedicas a disfrutar de tu menú.

Pero cuando aparecen disturbios, perturbaciones en el sistema, se instala la molestia o el dolor, para avisarte, que no te pases de la raya, no abuses, que algo no va del todo bien.

Los signos es lo que el profesional puede ver o percibir en su exploración ,contigo sentado al lado, en el sillón dental. Los síntomas son todo lo que tú le cuentas que sientes.

Los antecedentes clínicos, es todo aquello que te pasó en el pasado, que tenga que ver con tu situación actual.Historia actual, es lo que tú dices que te pasa hoy y lo que el profesional pudo ver, verificar o comprobar ahora.

Los signos y síntomas son muchos y muy variados, dependiendo del grado de evolución que haya alcanzado la patología. En muchísimas ocasiones hay signos que indican desequilibrios en el Sistema Masticatorio, pero al paciente le importa un comino, que se lo digan, porque no duele nada. Si no duele no existe.

Con tal que exista uno de éstos signos y síntomas es suficiente como para tomar medidas preventivas o correctivas para evitar que se desencadene un proceso patológico.

Tales signos y síntomas son:
1) DOLOR EN LA “ZONA” DEL OÍDO. No en el oído
2) DOLOR MUSCULAR, EN CUALQUIERA DE LOS MÚSCULOS ASOCIADOS AL SISTEMA MASTICATORIO.
3) RUIDOS ARTICULARES.(Crujidos, chasquidos, como que se me sale y se acomoda otra vez)
4) DOLORES DE CABEZA FRECUENTES (no migrañas).
5) APRETAR LAS MUELAS, CONSCIENTE O INCONSCIENTEMENTE.
6) RECHINAR LAS MUELAS Y/O DIENTES (Bruxismo)
7) ANSIEDAD, ANGUSTIA, DEPRESIÓN. (Estrés emocional + bruxismo)
8) TENSIÓN NERVIOSA, PREOCUPACIÓN ( Estrés emocional + bruxismo)
9) ALTERACIONES DEL SUEÑO ( Estrés emocional + bruxismo)

El Dentista al explorar tu boca, puede que encuentre: SUPERFICIES GASTADAS EN LAS MUELAS O DIENTES que no son por masticar piedras, clavos, huesos, hojas de coca. O de morderte las uñas, morder bolígrafos, fumar en pipa o abrir botellas con las muelas o cosas raras parecidas. ¿Verdad que, de eso no es ?. ¡ Haaa!. Es que ya estás mayor, y con los años todo se gasta, ¿ cierto ?. Llevas 40 o 50 años masticando raíces, hojas de los árboles, semillas de aceitunas, cerezas, melocotones y toda clase de frutos secos. Es normal con esa dieta tantos años, se te gastaron. Tú vives en la Edad de Piedra. Aún no descubriste el fuego, y no cocinas tus alimentos,

Pregunta a tu Dentista. Es el que sabe.



Todos los créditos al Dr. Juan Balboa-España,
para ver más información de este tema:

ver página

10 comentarios:

Anónimo dijo...

Muy bueno, realizo una explicacion de forma sencilla y clara, lo que le falto fue hablar de las posibles formas de tratamiento en el caso de padecerla

Anónimo dijo...

graciass ahora entiendo mi sufrimiento.. no se lo deseo a nadie!!! ojala que pueda curarme.

juanbalboa.com/blog dijo...
Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.
Anónimo dijo...

en esta condicion puede llegar ha zumbar la cabeza por que a mi eso me pasa

Anónimo dijo...

claro que si, cefalea tensional a causa del músculo temporal, no le contesto directamente por que no dejo su email.

Anónimo dijo...

haciendo la prueba de meter un dedo en el oido ahora me hace clac cada vez que la abro :(

Flor Céspedes dijo...

Muchas gracias por la información.

Anónimo dijo...

SI SOLO FALTO EXPONER LA FORMA DE CURARLO, TENGO UN A�O CON ESTE PADECIMIENTO Y SIENTO QUE NO MEJORO NADA CON EL TRATAMIENTO DE MAXILOFACIAL SOLO ANDO TODA DROGADA CON TANTA PASTILLA Y MI ESTOMAGO NI SE DIGA

Anónimo dijo...

he pasado por todo eso...ahora con el diagnóstico tengo turno con el especialista con el cual hay que hacer un tratamiento con tres placas correctivas.

Anónimo dijo...

LA ILUSTRACION ES LA MAS ACERTADA QUE HE ENCONTRADO YO PADESCO DE ESTA ENFERMEDAD. HE IDO A TODOS LOS ESPECIALISTAS Y NO SABIA QUE PASABA CONMIGO. EL MAXILO FACIAL ME VA HA INFILTRAR. ME ATORMENTA LOS ZUMBIDOS EN MIS OIDOS. QUE ME RECOMIENDA DOC. AYUDAME. COLOMBIA

Publicar un comentario en la entrada

¡Gracias por dejar tu opinión! Por favor procura que tus comentarios no estén fuera de tema, no sean promocionales (spam), ilegales u ofensivos, de otro modo, serán eliminados.

data:newerPageTitle data:olderPageTitle data:homeMsg